redecorando nuestra vida

Hicimos la mudanza desde el chalet de mis suegros en Los Molinos (en la sierra de Madrid) hasta Tres Cantos. Mis suegros ya vendieron esa casa y tenían que entregarla al día siguiente a sus nuevos dueños. En esa casa había cosas nuestras y cosas de ellos. Por otro lado a mis suegros les entregaron el 5 de julio su casa nueva, entonces la mayoría de las cosas de la mudanza iban a esa casa (incluso las nuestras que absurdamente vamos paseando de casa en casa, pero qué se le va a hacer, a mi no se me ocurrió la descabellada idea) y otras pocas a Tres Cantos. A fines de junio y principios de julio me hice unos exámenes médicos y no me salieron muy bien; no es que tenga nada grave, pero si tenía un desequilibrio hormonal sumado a un muchísimo colesterol y triglicéridos. Yo me asusté mucho, además porque leyendo por internet uno se encuentra cada cosa que es fácil pasarse rollos. La lata es que me tuve que hacer muchos exámenes y que debo seguir en estricto control mensual de sangre y esas cosas. Para lo del colesterol comencé una dieta fuerte sin comer casi nada de azúcar, grasas y carbohidratos, espero que funcione bien y que baje de peso porque estoy un poco gordo. Lo del desequilibrio hormonal se me pasará sólo ahora que he regulado nuevamente la dosis de las pastillas (que me tomo siempre todos los días). Así que don´t worry, que hay Claudio para rato!

DSC08325 por ti.

Mis suegros se compraron un chalet (casa) en Colmenar viejo que es un pueblo que queda en las afueras de Madrid, unos 5 o 10 minutos al norte de Tres Cantos por lo que estaremos nuevamente cerca. La casa es muy bonita y está recién construida, el barrio completo es nuevo y muy grande. La casa tiene terminaciones de súper lujo y tiene 4 plantas. La verdad es que la casa es bastante grande para ellos tres (suegro, suegra y Jaime), pero está muy bien y tendrán que llenarla de cosas porque deberán meter ahí lo de su casa antigua en Tres Cantos (el piso que nos venden) y la casa de la sierra que estaba completamente amoblada (amueblada). Entonces hay dos comedores, dos living y como 8 camas. No les será fácil meterlo todo ahí. Nosotros durante toda la semana estaremos viajando entre Tres Cantos y Colmenar para llevar cosas de ellos a esta casa y traer cosas nuestras a Tres Cantos. La semana se presenta tensa porque hasta el jueves 15 estaremos todos viviendo juntos en Tres Cantos ya que el jueves se llevan sus cosas grandes a Colmenar, además mis suegros suelen ser muy precavidos y se ponen nerviosos con facilidad cuando las cosas no funcionan a la perfección. De todas formas nos llevamos muy bien.

DSC08313 por ti.

Bueno por fin y después de bastante espera, las cosas han ido saliendo como estaban pensadas. Nos cambiamos a nuestra casa nueva, la ex casa de mis suegros, que nos la vendieron. El piso es precioso y muy grande, aunque como mis suegros tenían tantos y tantos cuadros colgados en las paredes, al sacarlos han quedado manchas y cosas así, además las instalaciones eléctricas de la casa estaban hechas por un maestro chasquilla (el papá de Mariajo) y he tenido que arreglar un montón de cosas. Necesitábamos pintar la casa, dentro de una serie de cosas que hemos planificado para dejarlo todo impeque. Pedimos presupuestos para que vinieran a pintar y nos cobraban entre 1.200 y 1.800 euros (cerca de un millón de pesos y más). POR PINTAR!!! Una barbaridad, ni loco pagaba esa fortuna por pintar, así que me puse yo (y Mariajo) a pintar toda la casa. Esta foto es en pleno proceso de pintura de una de las habitaciones, salimos con mala pinta pero después de un rato creo que estábamos peor, completamente pintados. Al final es más pesado de la que yo pensaba, pintar los techos y todo eso hace que la cosa sea muy extenuante y terminemos cada día muertos de cansancio, pero eso da igual cuando se hacen las cosas con tanta ilusión y ganas como las que tenemos. Por ahora tenemos toda la casa patas arriba, hemos montado y decorado dos de las 4 habitaciones (la nuestra y la de los PCs) y nos queda un montón. Todavía tenemos la mitad de nuestras cosas en cajas pero día a día lo vamos arreglando y de aquí a un par de semanas debería estar todo listo. De salud estoy bien, comiendo sólo frutas, verduras, pescado y cosas así; en u par de semanas más debo hacerme otra vez un montón de exámenes para controlarme lo de las hormonas (porque he cambiado la dosis); lo importante es que me siento bien. Otra cosa importante es que Mariajo se va a cambiar de trabajo. Hasta ahora trabaja en la principal empresa de estudios de mercado de España, pero se va a cambiar a Panda Software (los de los antivirus), para encargarse de coordinar desde España los estudios de mercado de Panda en todos los países donde está la compañía (no se si 50 u 80); el puesto es bacán, la paga también y todo bien. Empieza a principios de septiembre. Otra cosa que es muy buena es que la sede de Panda queda como a tres cuadras de nuestra casa en Tres Cantos; no puede estar más al lado y eso es impagable. Lo más curioso de todo es que a mi me llamaron de Panda dos meses atrás para otro puesto nada que ver porque sacaron mi CV de una página con curriculums (al igual que sacaron el de Mariajo), es uqe la empresa está ampliando la planta de Madrid y me llamaron a una entrevista. Lo malo es que yo estaba con trabajo y ganando bien, entonces fui muy relajado y me tiré al cuello a la hora de las pretensiones salariales; creo que eso jugó en mi contra (además puede que no me haya ido tan bien en la entrevista). Igual tiraré otro curriculum en Panda por si las moscas. Una lata de todo esto es que no me han puesto internet y eso que lo contraté antes de cambiarme y todo por culpa de Telefónica que han hecho mal lo del teléfono y que me tiene sin internet quizás hasta cuando.

Luego de pintar y pintar en un trabajo que resultó ser bastante más difícil de lo que pensé en un primer momento, terminamos por fin el sábado 31 de pintar todo. Lo último fue el techo de la cocina, la entrada a la casa (el recibidor) y la pieza de visitas. Todo nos quedó muy bien porque ya ahora estamos hechos unos profesionales. De todas formas nos queda un montón por arreglar de la casa. Tendremos que cambiar (y comprar) todas las lámparas y todos los interruptores; la mayoría de estas cosas ya las hemos comprado, pero instalarlas no es nada fácil. También hemos cambiado algunas cortinas y los tiradores de algunos ararios. También hemos hecho cambios en la cocina y hemos cambiado hasta el grifo (la llave). En resumen, que además de pintor estamos de electricistas, constructores, gasfiters (fontaneros) y un poco de todo, estilo maestro chasquilla, pero nos está quedando bien. En la foto estamos afuera de IKEA; domingo 1, por la tarde (con 40 grados a la sombra). En las últimas dos semanas hemos tenido que ir varias veces a comprar distintas cosas (ahí y a otras tiendas gigantes que quedan en la misma zona de San Sebastián de los Reyes), esta semana creo que iremos el martes a comprar los últimos detalles de esta primera etapa de reformas en la casa. Es que esta semana terminaremos con los arreglos que nos propusimos hacer en un principio y pararemos por un tiempo. Además hay muchas cosas que iremos amononando con el tiempo. Lo bueno de todo es que la casa está muy bonita y que nos está quedando aún más bonita. El slogan de IKEA es “redecora tu vida” y nosotros estamos de a poquito, redecorando la nuestra.