junio con cambios

el 7 de junio es san Claudio, pero es mi santo en Chile y no en España porque acá es en otra fecha (que no me he preocupado de memorizar porque para mí la que vale es está). Hemos comenzado nuestro cuarto y último mes viviendo en Los Molinos (en la sierra de Madrid). Ya en un mes más estaremos con todo el trajín del cambio de casa, pero contentos y con muchas ganas porque tendremos casa nueva y propia. Estos días hemos estado mirando muebles, tiendas de muebles, revistas de muebles, etc. Para ver que arreglos podríamos hacer en la casa para que nos quede bonita. Además es muy grande y como tenemos pocos muebles tendremos que llenarla pero como las cosas buenas, lo haremos muy de a poco. De paso aprovecho de saludar a mi papá que también está de santo; él si que es un santo.

DSC07919 por ti.

Mi cumpleaños el 14. Bueno para empezar el día (la noche anterior) me vino un dolor de guata justo a partir de las 12 de la noche y de ahí en adelante me lo pasé en el baño. Me dormí tarde y dormí mal. En el trabajo tenía mil cosas por hacer, en el fin de semana estuve haciendo una página web para la red de concesionarios de Porsche (los autos). Me pasé todo el día en el trabajo y para colmo con sueño y si comer nada (para que no me cayera mal a la guata). Después del trabajo me fui donde mis suegros a hacer hora, porque para mala suerte Mariajo se tuvo que quedar trabajando hasta tarde en la oficina y no pudimos celebrar. Durante el día me llamaron mis papás, mis hermanos, mis abuelos, mi tía carmen y mis tíos de Rancagua, mi tío Victor; también hablé (por messenger) con otros amigos que me saludaron por internet o que me mandaron emails, muchas gracias a todos. En estas fechas se echa especialmente de menos a toda la gente que me ha acompañado en tantos cumpleaños anteriores. Al final fui a buscar a Mariajo y llegamos a la casa después de las once de la noche y súper cansados (y yo con sueño por la mala noche que había pasado antes). He tenido cumpleaños más divertidos, pero me da igual porque no tengo de qué quejarme, todos los días me los paso muy contento, como si celebrase mi cumpleaños o el de Mariajo o el de ambos o cualquier cosa, pero todos los días hay alegría como si celebráramos algo; en cierto modo si lo hacemos. Al otro día pudimos volver pronto del trabajo y lo celebramos con torta (acá se le llama tarta) y velas y todo eso. Todos los cumpleaños me generan alguna ilusión, aunque cada vez menos porque no puedo detener el inexorable paso del tiempo; aunque no es tanto, 30 años no es nada, qué se le va a hacer, sólo tratar de llevarlos de la mejor manera. La lista de regalos este año no la he puesto porque los dos años anteriores hice el loco. Si me hicieron regalos (un par), pero nada comparado con las expectativas creatas, así que este año de regalos nada.

La U campeón una tarde de domingo. Todo el día en la casa de la sierra (en Los Molinos, al lado de Guadarrama). Estaban también mis suegros desde la noche anterior porque querían aprovechar uno de los últimos fines de semana antes de entregar el chalet (la casa). Todo el día yo estaba pendiente de internet, con la camiseta de la U puesta desde la mañana; traté, sin éxito, conectarme a la emisión en línea de TVN pero no pude y al final cuando empezó el partido me resigné a escucharlo por la radio (bueno, escuchar la radio por internet). Escuché el partido por La Magia Azul de radio Nuevomundo porque estaba toda la gente de la U, de un programa que se llamaba La Sintonía Azul. Me lo sufrí muchísimo y después de los 90 minutos sufridos, el alargue sufrido y los penales que eran para morirse, pude poner fin al sufrimiento y a disfrutar de nuestra estrella número 12. Mi papá y mi hermano fueron a Calama por el día y tuvieron la suerte de vivir el campeonato en primera fila. Me llamaron antes del partido (estaban en el hotel donde almorzaron los jugadores), durante el partido y al final para compartir la celebración. Estaba muy contento con todo. Mi papá y mi hermano volvieron con el equipo en el mismo avión y se sacaron muchas fotos con los jugadores y con la copa. En esta foto sale mi papá a la izquierda y atrás de la copa está el Tito, un tío con el que vamos al estadio desde hace como 13 años. La misma situación la vivimos el año 94 cuando fuimos a El Salvador y salimos campeones; también nos vinimos celebrando con la copa y los jugadores en el avión; la diferencia es que ahora en lugar de estar yo, estaba mi hermano Sebastián.

DSC08137 por ti.

Piamonte es el nombre de la calle donde queda la agencia. La calle es muy animada, sobretodo por las tardes, y queda en el barrio Chueca, por el centro de Madrid. Esta foto la saqué por la mañana (tipo 10am) el último día que fui a trabajar a la agencia; se me ve la camisa. Dejé de trabajar ahí porque no estaba cómodo trabajando ahí y la situación se me estaba haciendo desagradable. Fue como quitarme un peso de encima y no digo una piedra en el zapato, sino que un yugo de la espalda, porque se me estaba haciendo pesado, por la mañana era como si tuviera plomo en los zapatos. Me dio rabia, pero no por haberlo dejado, sino que por haber perdido el tiempo, porque lo que buscaba no era dinero, sino que estabilidad en el trabajo. Si me quedo en la casa y me busco clientes lo más probable que gane más dinero, pero no tengo ninguna estabilidad, entonces ahora que nos compramos casa nueva y ya estoy casado y todo eso, quería estabilidad y este trabajo no me la dio. Yo estoy bien, tranquilo y sin ninguna preocupación; voy a preocuparme de las mudanzas y después (en un mes más) veré que hago. Si no encontrara algo que realmente atractivo, preferiría apostar por mis proyectos que seguro me son más rentables y profesionalmente satisfactorios. En fin, que la cosa será para mejor; eso seguro.