la hora del caos

Todos los días vivo la hora del caos.
La mayoría de los días es una hora y media, a veces tenemos suerte y es sólo una hora y otras veces tenemos mala suerte y son dos.
Suele ser de 20:00 a 21:30 horas.
Se conjugan un montón de variables pero las principales son: los niños tienen hambre y los niños tienen sueño.
No fallan, desde unos meses a esta parte todos los días es igual, a eso de las 8pm empieza un caos, es la hora de bañarlos, ponerles el pijama, darles la comida y acostarlos a dormir, parece fácil pero todo tiene el llanto como música de fondo, y eso que parecen tan simpáticos en las fotos.