en Chile

Bueno, aparte de Rio (ya lo conté antes), el resto de diciembre lo pasamos en Chile. Viajo todos los años y algún año dos veces pero siempre me quedo con ganas de más, no se, como dice Jodorowsky, donde mejor canta un pájaro es en su propio nido, siguiendo con las alegorías: estoy como pez en el agua, já. es un poco eso, que es donde estoy más cómodo, donde soy más yo; es dicífil de explicar. Tal vez si me pasara todo el año allá no sería lo mismo, tal vez es un efecto que dura las tres semanas de mi visita, tal vez, pero siempre son los mejores días del año.

Al volver de Rio pasamos el fin de semana en Algarrobo y fuimos con Mariajo, mi papá y mis hermanos San Alfonso del Mar.

Luego en Santiago pasamos la semana haciendo trámites, compras navideñas, paseos y cosas así. Un día fuimos a jugar bowling.

Dos veces nos juntamos con compañeros del colegio a jugar una pichanga y luego a echar la talla en el tercer tiempo.

Luego pasamos la navidad en mi casa.

Aproveche de degustar comida típica.

Y estar con mis abuelos.

Y claro, jugar a la pelota. No me pierdo nunca los cumpleaños de mi papá (son los únicos que no me pierdo).

Nos invitaron al teatro municipal.

y terminé el último día con un asado extress al que llegó mucha gente.

En fin, hoy no estaba muy iluminado para contar cosas y se me nota, pero al menos actualicé el blog.