el foco en la solución

Poner el foco en la solución es algo que he aprendido con los años de definir y desarrollar proyectos; seguro que me queda mucho por aprender todavía.

Parte de mi trabajo es responder a requerimientos por parte del cliente (otra parte es generar la necesidad de esos requerimientos), cuando estaba en agencia eran brieffings y luego en consultoría son pliegos, ofertas o RFP, pero sin importar el nombre que tengan representan una especie de concurso donde el cliente nos pregunta a nosotros y a otras empresas como nosotros, básicamente dos cosas: ¿puedes hacer esto? y ¿por cuanto me lo haces?.

Lo más importante es entender lo que se pide. El cliente tiene un problema: necesita algo que podemos darle o que quiere hacer (y que por razones que no vienen al caso no lo hace por si mismo); a veces lo explica con mucho detalle y otras veces la explicación es más vaga, pero necesita algo.

Para dar respuesta debemos abstraernos de todo lo accesorio y entender la naturaleza de la necesidad; una vez que lo entendemos podemos dar respuesta, pero no una respuesta técnica a los requerimientos del cliente, sino que una solución a sus necesidades.