como me gusta el mundial

Esto lo iba a escribir antes de que empezara el Mundial de Sudáfrica 2010, pero por falta de tiempo lo vengo a escribir después que ha acabado, de todas formas la idea es la misma: me encanta el mundial.

Para un jugador, representar a su país en un mundial es una de las mayores alegrías en su carrera profesional; eso de que detrás de cada equipo esté un país completo hace que cada jugador se juegue la vida en cada pelota, eso se nota. Mis favoritos para este año eran los mismos de siempre: Brasil y Argentina.

El mundial de Chile fue bueno, a ese equipo no se le podía pedir mucho y con lo poco que había se logró pasar a octavos. Un equipo ordenado y con mucha entrega, pero sin jerarquía, individualmente muy limitado, sin delanteros y sin un referente claro, por ejemplo un Marcelo Salas. Lo bueno es que el equipo es jóven y es una buena base para trabajar los próximos 4 años.

El mundial de España comenzó muy mal, luego mejoró con un juego de toque intrascendente y pero acabó muy bien en los últimos partidos, ha sido un justo campeón. Me alegré mucho de que ganaran (ganáramos), mal que mal es mi país adoptivo, aunque no les perdono haberle ganado a Chile.

Aquí en España se vive el fútbol de manera distinta a lo que estoy acostumbrado, con menos interés, muy alejados del nacionalismo exacerbado y con menos implicación, pero supongo que a partir de este mundial todo debería cambiar.

Bueno y lo que queda ahora es esperar a Brasil 2014, un mundial que quiero vivir en directo desde Rio de Janeiro, no me lo voy a perder, aunque dependo de que Chile haga lo suyo: clasificar.

Vídeo del mundial de Brasil 2014